Qué divertido es follar con una actriz porno

30 min

Este chico conoció en Las Vegas a una actriz porno. No debía de ser muy famosa, porque no le sonaba su cara, y tampoco debía de estar muy activa en su profesión. Él era un tipo corrientito pero enseguida se fijó en él y acabaron durmiendo juntos en el hotel. A la mañana siguiente de su primer encuentro, tenerla ahí en la cama desnuda lo empalmó de inmediato, debía aprovechar al máximo ese coñito profesional, y además resulta que follar con una actriz porno es muy divertido porque están acostumbradas a hacer todo tipo de cosas morbosas. Esa mañana le enchufó el vibrador por el coño, lo masturbó con los pies, le chupó la polla, montó sobre él y lo hizo correrse con una eficaz paja con la mano.