XXX » Pilladas > No pueden dejar de mirarle sus enormes tetas a Brooklyn Chase, la nueva compañera de trabajo, y el otro día la pilló masturbándose en la oficina

8 min 513 Visitas
Descripción

Cuando Brooklyn Chase comenzó a trabajar en el despacho con ellos al principio se ponía muy borde cuando se quedaban mirándole su tremendo escote o trataban de echarle algún piropo. Joder qué mal genio tenía la muy zorra, pero bien que meneaba sus caderas delante de ellos con esa falda ajustadísima que llevaba. Y un día que ella había llegado la primera a la oficina y que se suponía que ninguno de sus compañeros entraría hasta más tarde, este chico la pilló masturbándose en el asiento, y era demasiado tarde para disimular. Así que su compañero se fue para ella y, haciendo como que le echaba la bronca, se recreó en sus tetazas y probó una vez más a seducirla. Si estaba tan caliente a lo mejor se animaba y se abría de piernas sobre la mesa para que se la follara…