Me corrí dentro del coño de la vecina

11 min

El otro día la guarra de mi vecina vino a hacerme una visita. Mi novia estaba trabajando y yo libraba, así que fue la excusa perfecta para venir a verme, porque desde hacía semanas teníamos un calentón importante entre nosotros. La verdad es que quise resistirme, no hacerlo, pero es que me vino con un sujetador tremendo, negro con flecos y transparencias, y esas tetas pudieron conmigo. Se echó sobre mí en el sofá y cuando me quise dar cuenta tenía su cuerpo caliente y medio desnudo restregándose contra mi polla, palpitando de ganas de que le metiera mi polla endurecida por su contacto. Me la tuve que follar allí mismo sin mayores preliminares, y al final me corrí dentro de su coño. Se fue manchadita a casa, vaya.