XXX » Pendejas > Follándose a la vecina en el cuarto de lavadoras

11 min
Descripción

La vecina bajó para ver si le podía ayudar a lavar la ropa, que su lavadora estaba estropeada, y él la hizo pasar a su galería para que se sirviese ella misma, pero esa venía ligera de ropa y su precioso y redondo culo le estaba poniendo malo. Entonces la vecina le preguntó si podía lavarse el pantalón y se quedó en tanga la muy zorra. Ahí ya se le echó encima, se restregó contra él y le hizo una deliciosa mamada. La vecina estaba cachondísima y le dejó que le sobara esas nalgas grandes y redonditas. Joder, qué ganas tenía de meterle la polla ahí mismo en el cuarto de lavadoras, de pie, empotrándola contra todo el mobiliario. La vecina se le puso a cuatro patas para que se la clavara y juntos disfrutaron de una corrida espectacular.