Esta zorra morena quería practicar sexo interracial con el negro pero este se obsesionó con que le hiciera unas pajas con los pies

Tenía algo en los pies
esa morenita que volvió loco a este muchacho, se obsesionó con ellos y ya no
quiso otra cosa que restregárselos contra la polla. Y eso que esta morenita
estaba entusiasmada con lo de follarse a un negro con una buena polla, siempre
había querido practicar sexo interracial, y ahora que tenía la posibilidad, ese
chico no tenía ganas de metérsela por el coño ni de que le hiciera una
chupadita siquiera, no. El tipo estaba obsesionado con que le hiciera pajas con
los pies y no paraba de sujetarle las piernas y de llevar sus pies contra su
polla para restregarse contra ellos o para hacer que ella lo masturbara con
ellos. Al final se le corrió así, y la cosa tenía su morbo, pero ella seguía
queriendo follar…