Dos hermanas rubias montando su polla dura

El otro día se despertó cachondo y comenzó a hacerle caricias a la bonita rubia con la que estaba saliendo, poniéndola cachonda para empezar el día con alegría follándola, pero de pronto llegó a casa la hermana de su novia, que tiene llave propia, y los pilló en pleno folleteo, y claro, ella también quería participar. Total, que como las dos rubias están igual de buenas pues él se acostó ahí en el sofá y dejó que las dos zorras le montaran a turnos su verga, que disfrutar de dos coños a la vez siempre es más estimulante. Y como buenas hermanas no discutieron por el turno, ambas se animaban y se tocaban el coño mientras les tocaba su vez de polla y luego compartieron la rica corrida que les cayó en toda la cara.