XXX » Casadas

A esta esposa cachonda no se la puede dejar sola porque enseguida se busca a algún vecino al que follarse en casa

24 min
Descripción

No puede dejar sola a su esposa, está demasiado cachonda todo el tiempo y es muy puta. En cuanto sale de casa, le puede entrar un calentón como el del otro día y la rubia se le pone a masturbarse en lugar de seguir fregando los platos. Pero lo peor no es eso, que alivie sus necesidades a falta de una polla a la que echarle mano. Lo peor es que deja la cristalera bien abierta para que el vecino la vea y venga a casa como quien acude a pedir sal. Esa zorra calenturienta necesita que alguien se la folle y el vecino con su gran rabo es perfecto para dicha tarea. Mirad qué follada en la cocina con el vecino, cómo se puso sobre la encimera esta guarra para que la empotrara bien.